¿Está penada la bofetada al hijo desobediente?

Condenado un padre por propinar una bofetada a su hijo adolescente

¿Está penada la bofetada al hijo desobediente?

Un padre ha resultado condenado por un delito de lesiones en el ámbito familiar tras propinar una bofetada en la cabeza a su hijo menor,  en edad adolescente, en el seno de una discusión en el domicilio familiar. 

La bofetada causó al menor un hematoma en la oreja y leve erosión en el interior del labio inferior, requiriendo para su curación una primera asistencia facultativa y 5 días no impeditivos.

Según el padre,  el joven desatendía sus requerimientos para que no se marcharse a la playa con sus amigos y se quedara en casa estudiando, dado el nulo rendimiento académico que estaba obteniendo. En la discusión el menor le faltó el respeto, con una constante actitud de rebeldía.

Sin embargo, estas afirmaciones del padre no quedaron fijadas en los hechos probados, y los tribunales condenaron al padre por el delito señalado; por lo que decidió recurrir ante el Tribunal Supremo, alegando que  en su conducta no existe ningún ánimo de querer menoscabar la integridad física de hijo, sino corregir su comportamiento y que en todo caso se trató de un hecho puntual

Pero el Tribunal Supremo, en reciente sentencia, ha mantenido la pena que le fue impuesta. Ello, aun señalando que la facultad de corregir a los hijos la siguen detentando en la actualidad los padres para corregir las conductas inadecuadas de sus hijos, pero siempre dentro de unos límites, que los tribunales deberán valorar en cada caso.

Y así, para el Tribunal Supremo, lo que no puede en ningún caso el derecho de corrección de los progenitores es amparar comportamientos violentos que ocasionen lesiones a los menores que requieran una primera asistencia facultativa. Una eventual desobediencia del menor nunca puede justificar un comportamiento de maltrato doméstico que consolide un patrón de dominación y afecte a la integridad y dignidad del menor, y exceder de lo que en la época actual se considera socialmente una conducta adecuada.

 

 

 

 

 

En situaciones de conflicto en el ejercicio de la patria potestad entre progenitores o de cualquiera de ellos con  los hijos menores de edad, nuestros profesionales sabrán proporcionarle adecuado asesoramiento y defensa de sus intereses y el de sus hijos

 

 


suscríbase a nuestra Newsletter